Fin de semana en la “Frontera de la Paz”

En el fin de semana del 7 al 9 de Octubre, por primera vez en 8 años de recorrer bodegas uruguayas, concretamos el sueño de poder visitar las bodegas del Norte del país, donde además de una bodega uruguaya, visitamos 2 bodegas de Brasil.



El viaje fue concretamente a la “Frontera de la Paz”, como se conoce a la frontera entre la ciudad de Rivera (Uruguay) y Sant´Ana Do Livramento (Brasil).


Fue un viaje pensado para que pudiéramos conocer 3 bodegas bien diferentes entre sí, revivir sus historias, además de maravillarnos con los encantos de la ciudad de Rivera, sus alrededores y paisajes fascinantes de ambas ciudades, completamente diferentes a los que estamos acostumbrados a ver en el Sur y Este del país.


A continuación les contamos en detalle la crónica de nuestro viaje:


Día 1

Vista a Bodega Cerro Chapeu (Rivera, Uruguay)

Comenzamos el día bien tempranito, allí fuimos recibidos los Angie Pereira y Mileny.

Junto a Angie recorrimos la impresionante bodega de 4 niveles construida dentro del propio cerro para optimizar recursos y utilizar la gravedad en la vinificación de mínima intervención. Fue pionera en América con este diseño.


Luego visitamos la cava donde se pueden apreciar vinos históricos allí almacenados y también pudimos probar algunos directamente de las propias barricas.


Posteriormente junto a Mileny, nos dirigimos al recientemente inaugurado mirador panorámico y restaurante, donde pudimos disfrutar de un almuerzo exquisito de varios pasos a cargo del chef de la bodega Rodrigo Caggiani, acompañado de una gran selección de vinos.


Luego del almuerzo, tuvimos el privilegio de hacer el “Paseo de observación de Flora Nativa”, junto al especialista Ingeniero agrónomo Andrés Berrutti, en el Monte Nativo próximo al mirador, con el extraordinario entorno del “camino de la línea”, contorneando los marcos de la línea divisoria entre Brasil y Uruguay. Fue un placer escucharlo, como un libro abierto y haber tenido la suerte de aprender tanto sobre la flora autóctona.


A la noche nos esperaba nuestra cena de sábado en el Hotel Casino Rivera, un hermoso lugar con muy ricos platos que acompañamos con vinos de Bodegas Carrau.


Día 2

Visita a Bodega Almadén del Grupo Miolo (Brasil)

Está ubicada en el interior de Santana do Livramento, a solo 20 kilómetros de la ciudad de Rivera, en plena Campanha Gaúcha.


Con 950 hectáreas de uva plantadas (el más grande de Sudamérica), producen vinos y espumosos que siguen la tendencia del Nuevo Mundo: jóvenes y afrutados.

Cuentan con 25 variedades de viñedo, que dan origen a 13 etiquetas de la línea Almadén (5 blancos, 1 rosé, y 7 tintos).


Es además el mayor exportador de vinos del vecino país.

Hace apenas un mes atrás, inauguraron una nueva sala de degustación y un free shop en el mismo


establecimiento, donde cerca de 120 vinos del Grupo Miolo pueden ser adquiridos con 30% de descuento.

Allí fuimos recibidos por Vivian, con quien recorrimos la bodega, el museo y el mirador panorámico desde donde se pueden apreciar los viñedos y el tan característico Cerro de Palomas.


Para cerrar, degustamos 3 de sus vinos, uno blanco joven y dos tintos, y por supuesto, antes de seguir nuestro camino a conocer la siguiente bodega, aprovechamos para comprar unos cuantos vinos a precios muy convenientes, para seguir disfrutando a la vuelta en Uruguay.


Bodega Cordillera de Sant´Ana (Brasil)

Fue la tercera y última bodega de nuestro viaje.


Ubicada en el terroir de “Cerro Palomas”, es propiedad de los enólogos Gladistão Omizolo y Rosana Wagner, que se unieron para cumplir un viejo sueño: hacer grandes vinos.


Para ello, en 1999 pusieron en marcha el proyecto partiendo de cero.

Hoy por hoy producen vinos de excepcional calidad, abasteciendo al mercado brasileño con vinos de reconocimiento internacional.

Cuando planificamos esta visita, jamás imaginamos que nos íbamos a encontrar allí con gente tan maravillosa.


Sus dueños no pudieron estar presentes por estar en San Pablo, por lo que fuimos recibidos por Marcia, quien trabaja en la bodega desde sus inicios, y Amir, ambos tan adorables y con tanta alegría de recibirnos que se sentía como estar en casa de amigos.


Nos esperaron con una exquisita picada y la propia Marcia había preparado las ensaladas para nuestro almuerzo y postres típicos de Brasil. Todo fue un gran agasajo y real dedicación para recibirnos.


Luego del almuerzo, recorrimos la bodega, su zona industrial, y su terraza con la vista más hermosa de Sant’ana do Livramento: Cerro de Palomas.


No nos cansamos de decirlo: las experiencias las crean las personas, y la calidad humana de esta pequeña bodega es tan grande que nuestro cierre enoturístico del fin de semana no pudo ser mejor.


Cena de Cierre en Restaurante Carlos Gardel (Rivera, Uruguay)

Queríamos hacer algo especial para reunirnos todos una vez más. Charlar sobre lo compartido esos dos días, agradecerles a todos por haber confiado en esta propuesta que era totalmente nueva para todos y por supuesto, realizar los clásicos y esperados sorteos que ya son parte de nuestras experiencias.


El lugar elegido fue el Restaurante Carlos Gardel, uno de los mejores restaurantes de la ciudad de Rivera, que abrió sus puertas un domingo de noche especialmente para nosotros.


Lilián su propietaria, estuvo pendiente de la organización de nuestra cena, y luego allí, se sumó a nuestros festejos, regalándonos botellas de vino y otros productos de su marca para sumarlos a nuestros sorteos.


Fue la noche perfecta para despedirnos de las ciudades de Rivera y Santana Do Livramento, de su gente adorable, sus paisajes, su exquisita gastronomía, sus vinos y tanto más...

Dejamos un pedacito de corazón allí con el deseo de repetirlo el próximo año.


Muchas gracias a todas las personas en las bodegas que nos recibieron con tanto cariño; al Hotel Frontier por alojarnos y superar nuestras expectativas; a Margarita Carrau por sus ideas y recomendaciones; a Andrés Berrutti por su generosidad a la hora de compartir sus conocimientos; a Lilián del Restaurante Carlos Gardel, a Ilitour viajes por llevarnos con todos los mimos y por supuesto y principalmente, a todos los amigos que se sumaron a esta aventura con nosotros e hicieron posible este viaje soñado!


Ya estamos pensando en la próxima edición el año que viene!

13 visualizaciones